Seguro de responsabilidad civil: factores principales a incluir

El riesgo de litigios está siempre presente en el mundo de los negocios modernos. Afortunadamente, la amenaza omnipresente de los juicios significa que la necesidad de protección ha dado lugar a un mercado sofisticado para los Seguros de Responsabilidad Civil, que aborda este riesgo directamente. Si eres responsable del seguro de tu compañía, el desafío es determinar cuánta cobertura necesitas.

El objetivo final de los seguros es cubrir todos los riesgos para tu empresa a un precio asequible. La pregunta de qué incluir en tu seguro de responsabilidad civil depende de una combinación de las cosas que todos los establecimientos comerciales deben cubrir y los riesgos exclusivos de tu empresa. Si bien conoces tu negocio, es posible que no tengas el tiempo o los recursos para realizar un análisis de riesgos preciso. Tener en cuenta los siguientes consejos, además de usar un comparador de seguros, te evitará muchos problemas en el futuro.

Cuando las quejas van a juicio

La responsabilidad es un concepto legal, y son los tribunales civiles los que en última instancia distribuyen la rendición de cuentas en las disputas. Jueces y jurados escuchan argumentos y señalan con el dedo al culpable.

Al otorgar daños, los tribunales ordenan a una parte pagar una compensación a otra. Luchar contra una demanda de este tipo podría arruinar tu negocio. Independientemente de si el daño alegado es real o no, el coste de defender tu negocio y reputación puede ser alto fácilmente si no estás preparado.

Lo básico de la cobertura del seguro de responsabilidad civil

El riesgo es que si una persona puede hacer un reclamo creíble contra ti, el tribunal podría ordenarte que pagues daños y perjuicios. Si se puede demostrar que eres tú el responsable de causar el peligro, la parte lesionada puede demandarte.

Cualquier interacción con el público expone a tu empresa y empleados a la amenaza de demandas de pago debido a alegaciones de lesiones. Si fueron lesionados en tus instalaciones, por una pieza de equipo tuyo o por un acto irresponsable de uno de tus empleados, la responsabilidad de reparar los daños es suya.

El seguro de responsabilidad civil general protege contra algunas de las exposiciones de riesgo más comunes. Si bien la lista de posibles responsabilidades a cubrir es larga y creciente, como mínimo tu póliza debe protegerte de los siguientes riesgos:

  • Daños a propiedad de terceros
  • Lesión de terceros
  • Responsabilidad del producto
  • Calumnias e injurias
  • Cobertura miscelánea

Daños a la propiedad de terceros: si un cliente o visitante de tu propiedad sufre algún daño en algún elemento de la propiedad, el seguro de responsabilidad civil te ayudará a pagar el coste de su reemplazo. Si tienes que reemplazar un artículo de alto valor, como cámaras, ordenadores o equipo técnico especializado, el daño podría agregar un gasto significativo.

Lesión de terceros: es una realidad desagradable que una persona pueda sufrir una lesión física en tus instalaciones. La cobertura contra posibles reclamaciones por gastos médicos o pérdida de ingresos de un tercero es esencial para todas las empresas.

Responsabilidad por el producto: si un cliente compra uno de tus productos y se lesiona o se enferma a causa de ello en una fecha posterior, es posible que te enfrente a un reclamo de responsabilidad. El producto en cuestión no tiene por qué ser algo que tú hayas fabricado. Puede ser un elemento que pasó a través de tu posesión en la distribución. Si fabricas, distribuyes o vendes un producto, puedes ser considerado responsable por el daño que eventualmente cause.

Calumnias e injurias: las declaraciones difamatorias, ya sea en forma impresa o hablada, pueden arrastrar a tu empresa a un gran problema. Desafortunadamente, dado que las percepciones son importantes, puedes encontrarte en el tribunal frente a una demanda por difamación basada en malentendidos.

Es imposible controlar completamente cómo tu gente elige sus palabras o el significado que otros toman de estas. En la era de Twitter, Facebook y los muchos otros canales virales, los problemas están a solo un clic de distancia. El seguro contra demandas por difamación y calumnia son componentes vitales de una adecuada cobertura.

Cobertura miscelánea y exposición al riesgo cambiante

Existe una larga lista de otros riesgos que merecen la protección del seguro de responsabilidad civil general. Estos incluyen los riesgos que pueden surgir de la violación de los derechos de autor, el arresto falso y muchos otros. Además, podría haber riesgos relacionados con la forma en que realizas tus actividades comerciales, como el desalojo ilícito o la responsabilidad por contaminación.

Los tiempos están cambiando rápidamente. La innovación tecnológica y los cambios en la cultura que la acompañan pueden arrastrar tu modelo de negocio a lo largo del camino. Además, las leyes están cambiando continuamente a nivel local, estatal y federal.

Los niveles correctos de seguro de responsabilidad civil general son una protección crucial para tu operación. En la última década, las posibilidades de ser objeto de un litigio han aumentado considerablemente. Podría significar que tu exposición ha cambiado con la misma rapidez, o tal vez solo requiera un ajuste menor.