El seguro de responsabilidad civil para perros

Durante siglos, los animales han formado parte de la unidad familiar, y ninguno más que el perro. Hay millones de hogares que tienen perros, y muchos de estos son hogares con varios perros en la unidad doméstica.

Algunas de las mejores compañías de seguros para mascotas tienen pólizas que ayudan a brindar atención médica de calidad y tratamientos médicos a nuestras queridas mascotas en caso de que enfermen o tengan un accidente. Si tu compañero animal es un perro de rescate o si lo llevas al trabajo o a zonas públicas con frecuencia, es posible que desees considerar un seguro de responsabilidad civil para perros que pueda protegerte contra demandas por mordeduras de perro, rasguños y lesiones accidentales infligidas por tu mascota.

Los propietarios responsables siempre deben asegurarse de que su mascota esté bien socializada y pueda estar con seguridad en la sociedad. Sin embargo, por cada amante de los perros, criador y dueño serio de mascotas, desafortunadamente, hay dueños irresponsables y negligentes que causan o dejan que su mascota se vuelva demasiado traviesa o maliciosa.

Aunque existe un fuerte debate sobre si algunas razas son inherentemente peligrosas o si es culpa de sus dueños, hay ciertas razas que parecen responder a un mal trato, sorpresas repentinas o falta de supervisión con mal comportamiento.

¿Qué razas se etiquetan como peligrosas?

Aunque cada sitio tiene distintas opiniones sobre lo que se considera una raza de perro peligrosa, estas son las más consideradas dentro de los seguros de responsabilidad civil para perros:

  • American Pit Bull Terriers
  • American Staffordshire Terriers, Staffordshire Bull Terriers y Bull Terriers Inglés
  • Bulldogs Americanos
  • Rottweilers
  • Mastines
  • Dálmatas
  • Chow Chows
  • Pastores alemanes
  • Doberman Pinschers
  • Mezclas de las razas anteriores.

¿La póliza de hogar te ofrece cobertura de seguro de responsabilidad civil para perros?

La mayoría de las principales compañías de seguros incluyen el seguro de responsabilidad civil para perros como parte de las pólizas de sus propietarios. Sin embargo, es fundamental que analices los detalles de la póliza de tu seguro de hogar con tu agente o representante de la empresa. Algunas aseguradoras restringen las razas, mientras que otras requieren una revisión del perro en cuestión, incluido su entrenamiento, historia, raza y paradero (ya sea que viva en un patio cercado o sea llevado al trabajo).

Todos los proveedores tienen declarados límites, así que verifica si los tuyos son suficientes para protegerte de grandes reclamaciones.

Si tienes un seguro para inquilinos, lo más probable es que tengas que responder el mismo conjunto de preguntas, y es inteligente verificar los límites de cobertura. Los propietarios están sujetos a una vulnerabilidad aún mayor, especialmente si permiten inquilinos con mascotas. Como propietario de una mascota, el alquiler de tu apartamento puede requerir que agregues la compañía de alquiler a tu póliza como asegurador adicional. Además, tanto si la comunidad de propietarios cuenta con un seguro de comunidad como si no, si tu mascota causa o molesta al resto de la comunidad te podrían incluso echar.

Los dueños de negocios que permiten perros en las instalaciones o que utilizan perros guardianes deben verificar sus pólizas de seguro de responsabilidad civil para ver si necesitan una póliza complementaria.

Si quieres encontrar un seguro de hogar que también cubra a tu mascota, puedes usar un comparador de seguros o consultar con una correduría de seguros. Cuando lo hagas, especifica que quieres cobertura para tu mascota dentro de seguro de hogar para que puedan encontrarte las mejores ofertas de acuerdo con tus necesidades.

Cómo socializar a tu perro

Independientemente de si tu perro es una raza mixta o de raza pura incluida en la categoría de razas peligrosas, es vital que hagas todo lo posible para fomentar una disposición agradable.

El AKC tiene las siguientes sugerencias sobre cómo crear un perro bien socializado.

  • Comienza cuando son cachorros, presentando a tu nuevo cachorro vistas, olores, sonidos y personas de todas las edades.
  • Haz que todas las interacciones sean positivas con una recompensa constante de caricias y golosinas.
  • Observa a los niños pequeños y asegúrate de que no jueguen demasiado brusco o asusten al cachorro.
  • Si rescataste a tu perro siendo ya más adulto, sigue las mismas sugerencias, pero con mayor diligencia y una progresión más lenta. Es posible que no estés al tanto de los factores de estrés que el perro ha experimentado en hogares anteriores.
  • Lleva a tu cachorro o perro mayor a clases. Algunas “escuelas para perros” ofrecen títulos de diplomas tanto para cachorros como para perros más avanzados. Estos certificados pueden ser útiles si necesitas proporcionar información a tu asegurador.

Los perros rescatados pueden haber tenido más problemas a lo largo de su vida, y es posible que debas tomar precauciones adicionales.